Domingo, Agosto 1, 2021

La contribución española en la vacuna contra el Covid-19

Belén Rodrigo*, Prémio

Desde que comenzó la pandemia el mundo científico y la industria farmacéutica han duplicado esfuerzos para encontrar lo antes posible una cura. Si bien Estados Unidos, Reino Unido, China y Rusia han sido los primeros en comercializar sus respectivas vacunas, son muchos más los países que trabajan en busca del mismo fin. En el caso concreto de España, su comunidad investigadora se encuentra inmersa en el desarrollo de tres vacunas, gracias al trabajo de los equipos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La falta de personal ha hecho que su desarrollo sea más lento de lo esperado pero los primeros ensayos están ofreciendo resultados prometedores. Las vacunas son eficaces y seguras.

Luis Enjuanes es un veterano y reputado químico y virólogo español que desarrolla su actividad en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC). A sus 76 años lidera junto a Isabel Sola un equipo de 16 personas cuyo objetivo es desarrollar una de las vacunas más prometedoras contra el SARS-CoV-2. Su prototipo sería autoamplificable, lo que significa que la dosis de ARN que se inyecta puede multiplicarse por 5.000 veces dentro del organismo. Se trata de una vacuna que administra este virión sintético vía nasal y es capaz de desarrollar una fuerte respuesta inmune através de anticuerpos creados directamente en las mucosas de las vías respiratorias. Además, las personas inmunizadas con ella tampoco infectarían ni transmiten el virus. En los ensayos clínicos han incorporado las mutaciones de las variantes surgidas en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. Tal y como recuerda el propio Enjuanes, “saldremos más tarde, pero con todo actualizado”. En su equipo aseguran que se trata de una vacuna única en el mundo, pero a su vez la más complicada, porque se basa en el propio virus. “Por ingeniería genética fabricamos el propio virus en el laboratorio y le quitamos componentes de enfermedad severa para que se disemine. La respuesta es más completa porque posee más componentes del virus, pero es más difícil de producir” explica la investigadora Sonia Zúñiga.

Probablemente será la mejor vacuna contra el Covid-19 pero no es la que más avanzada está en España. La denominada MVA-CoV-2-S, liderada por los científicos Mariano Esteban y Juan García Arriaza del CNB, podría estar lista primero. La dosis se basa en una variante de la vacuna que consiguió erradicar la viruela (Vaccinia) en los años 70 y ha tenido un 100% de eficacia en ratones. Los ensayos hablan de respuesta inmunitaria robusta, incluso produciendo anticuerpos neutralizantes. Las pruebas en humanos podrían iniciarse en los próximos meses y, aunque la previsión es que su circulación comience a finales de año o inicios de 2022, ya hay planes para su producción con la empresa española Biofabri, del grupo Zendal.

El tercero de los proyectos españoles está dirigido por Vicente Larraga del Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB-CSIC) en donde se está desarrollando una vacuna genética, basada en una molécula sintética de ADN como vehículo portador del gen de la proteína S y de otras proteínas del virus SARS-CoV-2. Una vez en el organismo, el ADN sintético se expresará, produciendo las proteínas del virus.

Además de estos importantes avances, la industria farmacéutica española lleva meses colaborando con distintas compañías en la fabricación de aquellas que ya están en el mercado o lo harán en breve. “Es un orgullo participar en esta carrera global contra el covid-19 y es muy meritorio, puesto que se trata de una fabricación muy compleja”, indica Humberto Arnés, director general de Farmaindustria. Las vacunas son productos biológicos de alta complejidad, y en algunos casos, además, “se trata de vacunas con tecnologías completamente nuevas y condiciones de producción y conservación muy especiales, no experimentadas antes a nivel industrial. Por lo tanto, es un desafío poder producir a gran escala estas vacunas”, reconoce.

España es el primer país de Europa y el cuarto del mundo en número de ensayos, según los datos de la Organización Mundial de la Salud. Según resalta el director general de Farmaindustria, “esto muestra la gran capacidad de España en investigación clínica y su condición de referencia en el mundo. Hay más de 160 ensayos clínicos con medicamentos frente al coronavirus en España, con 200 hospitales y una veintena de compañías farmacéuticas implicadas.

Participación de las farmacéuticas españolas

Un total de cuatro farmacéuticas españolas están aportando su experiencia para la fabricación de las vacunas. El grupo biofarmacéutico Zendal, a través de su filial Biofabri, ha sido el elegido por la compañía americana Novavax como el socio en Europa para la producción industrial del antígeno de su vacuna contra el Covid-19 para toda la Unión Europea, que todavía no está en el mercado.

Insud Pharma fabrica los viales de la vacuna AZD1222 desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, encargándose de su llenado y empaquetado. REIG JOFRE, por su parte, trabaja con Janssen de Johnson & Johnson (Janssen), para la transferencia tecnológica de la producción de su vacuna Esta farmacéutica cuenta con una reconocida experiencia en la fabricación de productos inyectables estériles y además dispone de una nueva planta de última generación en Barcelona.

Reig Jofre, por su parte, cuenta con una nueva planta en Barcelona de inyectables en donde se comenzará en breve la fabricación de la vacuna de Janssen. Está previsto una fabricación a gran escala de este producto, en función de las necesidades de suministro que determine el grupo estadounidense, hasta un máximo anual de más de 250 millones de dosis.

En el caso de los laboratorios farmacéuticos Rovi, llevó a cabo en sus instalaciones de Madrid, la fabricación de los primeros lotes de la vacuna desarrollada por la compañía Moderna para la Unión Europea. A partir de septiembre vuelve a colaborar con la empresa norteamericana, esta vez en su fábrica de Granada, con una capacidad máxima de 100 millones de dosis al año.

*Texto escrito na língua de origem do autor

Partilhe este artigo:

- Advertisement -
- Advertisement -

Artigos recentes | Recent articles

“Sem o esforço dos privados, o Estado Português não teria conseguido fazer frente à pandemia”

Em entrevista à PRÉMIO, José Germano de Sousa, patologista clínico e presidente do Centro de Medicina Laboratorial Germano de Sousa, falou-nos do seu percurso enquanto médico, passando pelo cargo de Bastonário e do crescimento da sua rede de laboratórios, que se posicionam em termos de análises na área da patologia clínica como o principal ‘player’ nacional do sector, sendo actualmente responsáveis por cerca de 15 a 16% dos testes Covid que se realizam em Portugal.

“Honne to Tatemae”

Sónia Ito, Arqueóloga e Professora

A Corporate Governance no novo mundo multi-stakeholder: realidades e desafios

António Gomes Mota, Professor Catedrático da ISCTE Business School

Mais na Prémio

More at Prémio

- Advertisement -